Beneficios de la lactancia materna

Beneficios de la lactancia materna

Modificado: Lunes, 01 Junio 2020
Dale a tu bebé la mejor alimentación: sólo tu leche durante los primeros seis meses de vida.

 

Es recomendable iniciar la lactancia inmediatamente después del parto. Amamanta a tu bebé “a libre demanda.” Esto quiere decir que lo amamantes cada vez que te lo pida, sea de día o de noche. En poco tiempo tu bebé adoptará un ritmo y te pedirá amamantar menos frecuentemente. A los seis meses, podrás agregar otros alimentos para complementar tu leche. Puedes continuar así mientras tú y tu bebé se sientan cómodos.

 

La leche materna beneficia a tu hijo ya que…
    • Tiene todos los nutrientes que necesita el bebé para su desarrollo.
    • Cambia para adaptarse a las necesidades de tu bebé en crecimiento y ninguna otra leche puede hacer esto.
    • Es la mejor para el estómago del bebé ya que es muy fácil de digerir.
    • Es la mejor también para un bebé prematuro.
    • Protege a tu bebé contra muchas enfermedades; tendrá menos cólicos, estreñimiento, diarreas y alergias.
    • Siempre está limpia y libre de bacterias.
    • Está siempre disponible, a la temperatura y en la cantidad correcta.
    • Permite a tu bebé estar cerca de ti.

 

¿Sabías que además de los beneficios para tu hijo, la lactancia materna también te favorece a ti?
    • Amamantar te ayuda a recobrar tu figura. Pierdes peso más fácilmente y el útero regresa más rápidamente a su tamaño normal.
    • Tu leche siempre está lista: no necesitas tener agua limpia ni mezclar, medir o calentar. Tampoco hay que esterilizar ni refrigerar.
    • Amamantar es económico.
    • Dar de mamar te da un momento de cercanía con tu bebé.
    • Amamantar te dará confianza y seguridad como mamá.
    • La lactancia te protege del cáncer de mama y del cáncer de ovario.
    • No es necesario que decidas cuánto tiempo amamantarás a tu bebé, solo recuerda que cada día que reciba tu leche será una diferencia para ti y para él.

 

Pide información a otras mujeres que hayan amamantado a sus bebés y a tu médico o enfermera.

 

 

Secretaría de Salud