Incendios y explosiones ¿cómo evitarlos en casa?

Incendios y explosiones ¿cómo evitarlos en casa?

Modificado: Martes, 02 Junio 2020

Los accidentes en el hogar pueden presentarse en cualquier momento, por ello debemos permanecer alerta y saber cómo reaccionar ante estos. Los incendios y explosiones son dos tipos de accidentes en el hogar que debemos de evitar pues muchas de las veces resultan fatales.

 

¿Cómo evitar incendios y explosiones?

Para que se inicie un incendio, sólo hace falta que se unan tres elementos que están siempre en el hogar:

    • Aire.
    • Combustible.
    • Foco de calor.

 

Tipos de Combustibles

    • Gaseosos: butano, propano, gas ciudad, sprays.
    • Líquidos: quitamanchas, pinturas, disolventes, aceites, lacas, alcoholes, etc.
    • Sólidos: tejidos, papel, cartón, plásticos, etc.

Cuando el combustible es gas, que se ha acumulado por fuga o similar, puede generar una fuerte explosión.

 

Tipos de focos de calor:

    • Poco peligrosos: chispas de los cebadores del tubo fluorescente o interruptores eléctricos, motores de aparatos eléctricos con escobillas, contactos o piezas móviles eléctricas.
    • Peligrosos: planchas eléctricas, radiadores de calefacción eléctrica, sobrecalentamiento en los cables de la instalación o aparatos eléctricos, etc.
    • Muy peligrosos: mecheros, cerillas, llamas de gas, colillas de cigarrillos, etc.

Sólo hace falta tener el descuido de aplicar un foco de calor suficiente a cualquiera de los combustibles para que se inicie un incendio.

 

Cómo prevenir los incendios o explosiones:

    • Cerillas-fumar: Apague perfectamente las cerillas y colillas de cigarrillos.
    • Coloque ceniceros adecuados en los lugares oportunos.
    • No fume en la cama.
    • Procure que los niños no utilicen cerillas o mecheros.
    • Electricidad: No sobrecargue los enchufes con demasiados aparatos.
    • Tenga cuidado especialmente con los de mucho consumo como radiadores, lavavajillas, lavadoras y planchas.
    • Empotre los hilos eléctricos y evite improvisar empalmes o usar cinta adhesiva para ello.
    • Utilice sólo fusibles o automáticos magnetotérmicos calibrados de acuerdo a su instalación.
    • Cualquier contacto flojo o mal puesto en una instalación eléctrica provoca calor.
    • Líquidos inflamables y sprays: Tenga sólo los líquidos inflamables que sean absolutamente necesarios y en la cantidad imprescindible.
    • Almacénelos en recipientes irrompibles con indicación de su contenido.
    • Utilice los líquidos inflamables y sprays sólo en lugares ventilados sin focos de calor próximos.
    • Gas: Haga revisar periódicamente su instalación por un inspector de la Compañía.
    • Revise y cambie periódicamente el tubo flexible de conexión de sus aparatos.

 

Normas generales de prevención:

    • No deje nada cocinando en el fuego, ni aparatos eléctricos de gran consumo en marcha cuando abandone su domicilio.
    • Limpie periódicamente los filtros de la campana extractora de la cocina.
    • Evite las corrientes de aire en la cocina que pudieran apagar el gas especialmente si está usted en otra habitación.
    • Evite almacenar combustibles innecesarios en su casa, como ropa vieja, periódicos, pinturas, etc.
    • Haga revisar periódicamente la chimenea y caldera de calefacción.
    • En caso de fuga de gas no encienda ni apague luces; ventile al máximo posible y avise a la Compañía.
    • Si nota olor a quemado, revise y localice el origen, puede tratarse de un sobrecalentamiento de la instalación eléctrica que originará un peligroso cortocircuito o un incendio.

 

Plan de emergencia:

    • Si el edificio en que vive no tiene escalera de emergencia vea la posibilidad de facilitar el acceso a la azotea de alguna de las casas vecinas.
    • Si el edificio donde vive no tiene protección por extintores, compre uno de 6 o más kilos de polvo y colóquelo cerca de la puerta de entrada de su casa.
    • Pegue una etiqueta cerca de su teléfono con los números de emergencia de su localidad (911).

 

 

Secretaría de Salud