Día Mundial contra la Hepatitis

Día Mundial contra la Hepatitis

Modificado: Miércoles, 29 Julio 2020
En todo el mundo, 290 millones de personas viven con hepatitis viral sin darse cuenta. Sin encontrar lo no diagnosticado y vincularlo a la atención, millones continuarán sufriendo y se perderán vidas.

 

En el Día Mundial de la Hepatitis, el 28 de julio, llamamos a personas de todo el mundo a tomar medidas y crear conciencia para encontrar a los "millones desaparecidos".

La primera recomendación que se hace en el Día Mundial contra la Hepatitis es que el público en general, al igual que los tomadores de decisiones y las instituciones de salud identifiquen a las hepatitis como un problema de salud pública y actúen en consecuencia.

 

Día Mundial contra la Hepatitis

El Día Mundial de la Hepatitis (WHD) se celebra cada año el 28 de julio, uniendo al mundo bajo un solo tema para crear conciencia sobre la carga global de la hepatitis viral e influir en un cambio real. En 2020 el tema es 'Encuentra a los millones desaparecidos'.

En todo el mundo, 290 millones de personas viven con hepatitis viral sin darse cuenta. Sin encontrar lo no diagnosticado y vincularlo a la atención, millones continuarán sufriendo y se perderán vidas. En el Día Mundial de la Hepatitis, el 28 de julio, llamamos a personas de todo el mundo a tomar medidas y crear conciencia para encontrar a los "millones desaparecidos".

En 2016, todos los gobiernos del mundo se comprometieron a eliminar la hepatitis viral para 2030. Con menos de 10 años, el progreso se está estancando.

 

Mensajes clave en el Día Mundial contra la Hepatitis.

Prevenir la hepatitis – vacunar
Unas 780 000 personas mueren cada año a causa de la infección por el virus de la hepatitis B. Existe una vacuna segura y eficaz que puede proteger de por vida contra la hepatitis B.

Prevenir la hepatitis – someterse a pruebas de detección y solicitar tratamiento
Existen medicamentos eficaces para tratar la hepatitis B y curar la hepatitis C.

El Día Mundial contra la Hepatitis, el 28 de Julio, es una oportunidad para redoblar los esfuerzos nacionales e internacionales de lucha contra esta enfermedad y encontrar a los millones de personas perdidas y darles una oportunidad.

 

Hepatitis

Se conoce como hepatitis a la inflamación del hígado, causada por diversos factores, principalmente por virus, aunque puede existir hepatitis bacterianas y hepatitis tóxicas por consumo de alcohol, venenos, fármacos, etc.

La hepatitis viral, es una enfermedad transmisible, aguda y crónica, que ha alcanzado especial importancia en todo el mundo y  es considerado un problema trascendente de salud pública.

Son varios los virus de la hepatitis y han sido designados con letras que van de la A a la E. Las hepatitis virales representan una elevada carga de enfermedad y mortalidad a nivel mundial.

Se estima que el 57% de los casos de cirrosis hepática y el 78% de los casos de cáncer primario de hígado son debidos a infecciones por los virus de la hepatitis B o C.

 

Hepatitis A

La hepatitis A, se transmite por contaminación vía fecal-oral de persona a persona, los factores de riesgo son:

    • Comer o beber productos contaminados por el virus de la hepatitis.
    • No lavarse las manos antes y después de ir al baño.
    • Realizar prácticas sexuales que implican contacto oral y anal.

Normalmente es benigna  y usualmente no causa la muerte.

El periodo de incubación es de 15 a 50 días,  su duración es variable.

 

Cuadro clínico de la Hepatitis A:

Su inicio es insidioso  y se caracteriza por:

    • Fiebre
    • Malestar general
    • Anorexia (pérdida del apetito)
    • Nauseas
    • Dolor abdominal

 

Prevención

    • Lavado de manos
    • Desinfección de frutas y verduras.

 

Hepatitis B

La hepatitis B es una infección hepática potencialmente mortal causada por el virus de la hepatitis B (VHB). Puede causar hepatopatía crónica y conlleva un alto riesgo de muerte por cirrosis y cáncer hepático. La hepatitis B se puede propagar a través de:

    • Vía sexual
    • Sanguínea (Transfusión, trasplante y uso de objetos punzocortantes)
    • Perinatal (de madre a hijo)

 

Los factores de riesgo son:

    • Relaciones sexuales sin protección.
    • Tatuajes y uso acupuntura con agujas no estériles.
    • Compartir agujas al consumir drogas.
    • Compartir elementos personales que puedan contaminarse con sangre (como son: cortaúñas, máquinas de afeitar) de personas con la infección.
    • En el personal de salud no vacunado corre riesgo de infección por accidentes con punzocortantes.

 

Cuadro clínico:

Cuando cursa en fase aguda, se presenta una fase prodrómica (antes de la enfermedad, propiamente dicha), caracterizada por :

    • Fiebre
    • Exantema ( erupciones cutáneas)
    • Artralgias (dolor de las articulaciones)
    • Mialgias (dolor muscular)

El 70% de los pacientes cursará de forma anictérica (sin coloración amarilla de la piel),  posteriormente presentará:

    • Dolor abdominal
    • Vómito
    • Fatiga

 

La fase crónica es asintomática hasta que se desarrolla la cirrosis hepática. Algunos de los  datos de cronicidad son:

    • Hepatomegalia (aumento del tamaño del hígado)
    • Esplenomegalia (aumento del tamaño del bazo)
    • Red venosa colateral
    • Telangiectasias (red sanguínea en “araña” en la piel)
Lo más importante: Se puede prevenir con vacunación.

 

Hepatitis C

El virus de la hepatitis C se transmite a través de la sangre, y las causas de infección más comunes son las prácticas de inyección no seguras, la esterilización inapropiada de equipo médico y la transfusión de sangre y productos sanguíneos sin analizar.

La hepatitis C no se transmite a través de la leche materna, los alimentos o el agua, ni por contacto ocasional, por ejemplo, abrazos, besos y comidas o bebidas compartidas con una persona infectada.

El VHC también puede pasar de la madre infectada a su hijo, aunque esta forma de transmisión es menos frecuentes.

Cuando se presenta la hepatitis viral tipo C,  se pueden detectar   los siguientes datos clínicos:

    • Anorexia (pérdida del apetito)
    • Malestar abdominal
    • Nauseas
    • Vómito
    • Progreso a ictericia (aunque en menor proporción que la HVB)
    • La Hepatitis C puede evolucionar a cirrosis, hoy en día existe la posibilidad de tratamiento y de curar a las personas.
    • La respuesta contra la hepatitis viral esta contenida en el objetivo 3 de los objetivos de Desarrollo Sostenible “Salud y bienestar” de la ONU
    • En México se estima que hay entre 400 y 600 mil personas con Hepatitis C.

 

Hepatitis E

    • La mayor parte de los casos, su transmisión es vía fecal- oral.
    • Su curso clínico es similar a la hepatitis A.
    • Hasta el momento no existe evidencia de cronicidad.

 

Prevención

Acciones preventivas de hepatitis A y E

Fomento de estilos de vida saludable como:

    • Cloración del agua de la red
    • Consumo de agua hervida, clorada, desinfectada o embotellada
    • Lavado regular de las manos con agua salubre
    • No beber agua de origen desconocido, ante la duda del origen de la misma hervirla durante 20 minutos.
    • Adecuado manejo, preparación y conservación de alimentos
    • Correcto lavado y desinfectado (con agua colorada de uso comercial) de frutas y verduras que se comen crudas.
    • Eliminación apropiada de las aguas residuales de la comunidad
    • Uso de letrinas y baños

 

Acciones preventivas  de hepatitis B y C

    • Aplicación de vacuna de hepatitis B: En el grupo de edad menor a 1 año, se aplica dentro de campaña permanente y en las semanas nacionales de salud y para los grupos de edad de 1 a 4 años y de 10 a 19 años se aplicarán  de forma masiva durante las Semanas Nacionales de Salud.
    • Aplicación de inyecciones seguras (desechable, para un solo uso)
    • Productos sanguíneos que seguros (con pruebas de laboratorio se confirma que los productos están libres de enfermedad)
    • Relaciones sexuales con protección  (uso del condón)
    • Eliminación de objetos punzocortantes que estén contaminados.
    • En usuarios de drogas no  intercambiar  material de inyección.
    • Asegurarse de que los tatuajes, perforaciones ornamentales (piercing) y la acupuntura  sean realizados con material nuevo.

 

Diagnóstico Temprano y Tratamiento Oportuno

Hepatitis A, B y E
Diagnóstico clínico  en personas con antecedentes epidemiológicos, se pueden realizar pruebas de función hepática completas, radioinmunoanálisis, (anti - VHA, AgsHB), microscopía electrónica, reposo, dieta, vigilancia médica.


Acciones para la limitación de la incapacidad:
En pacientes confirmados con hepatitis, es un deber evitar la discapacidad funcional del hígado y se debe valorar la realización de una biopsia hepática con la finalidad de evitar las complicaciones previniendo las enfermedades concomitantes, así como, realizar acciones preventivas de la encefalopatía hepática.

 

Diagnóstico Temprano y Tratamiento Oportuno

Hepatitis C

    • Tamizaje a través de pruebas rápidas
    • Estudios de confirmación
    • Acceso gratuito a tratamiento y estudios de control

Si tienes duda acércate al servicio de salud, platica con el personal de salud y sal de la duda con respecto a la Hepatitis C.

¡México ha iniciado un programa nacional de eliminación de Hepatitis C enfocado en las personas y comunidades!

 

 

Secretaría de Salud